12 diciembre, 2012

Descubriendo las diferencias entre las tarjetas de crédito, de compras y las tarjetas de servicios

Por Creditos

Hoy en día el uso de los distintos tipos de tarjetas de crédito, compra o servicios, están muy presentes en nuestras vidas y monederos. Según sea el caso solicitar una tarjeta de crédito puede resultar muy sencillo y apenas supondrá tiempo o esfuerzo por nuestra parte. Pero, ¿por qué solicitar una tarjeta de crédito?

Ventajas y desventajas a la hora de solicitar una tarjeta de crédito para realizar nuestras compras.

Las ventajas de contar con una tarjeta de crédito son, por ejemplo, el poder disponer de dinero antes de haber cobrado nuestra nómina. Un adelanto que nos ayuda a no poner límites a gastos cotidianos o imprevistos, pero que debemos saber darle uso porque puede entrampar nuestra economía familiar.

Hay que tener muy presente que los intereses de todas las tarjetas de crédito son altos, pero en algunas se disparan, sobre todo si no afrontamos el pago en el tiempo estipulado que generalmente es a fin de mes. Las mismas empresas que facilitan las tarjetas tienen muy en cuenta nuestra economía a la hora de solicitar la tarjeta de crédito.

Las tarjetas de compras: una manera más de resolver nuestra necesidad continua de compra.

Si solemos hacer nuestra compra de alimentos una vez a la semana o cada quince días, seguro que nos ha tentado hacernos con una tarjeta de compra para beneficiarnos de sus ofertas y descuentos, con la comodidad de no tener que preocuparnos por si llevamos suficiente dinero en nuestra cartera.

Sin embargo, estas tarjetas tienen una normativa parecida a la que encontramos al solicitar una tarjeta de crédito, incluso a veces con unos intereses más altos o unas condiciones en la letra pequeña que nos recuerda la existencia de los usureros. No tener en cuenta lo que estamos manejando con tanta confianza y ligereza puede tener consecuencias catastróficas, por lo que se ha de ser consciente, en todo momento, de que esta útil herramienta no regala el dinero.

Cuando eres un buen comprador las tarjetas de servicios son una excelente ventaja.

Si ya pudiste solicitar una tarjeta de crédito y tienes experiencia en las tarjetas de compra al final llega el día en que te ofrecen una tarjeta de servicios con la que tu crédito puede ser ilimitado y las ventajas y beneficios por tus compras muy interesantes, además de contar con seguros adicionales. Y es que los sistemas financieros saben compensar a quienes manejan bien su dinero.